Puedo aprender el inglés después de los 40 años?

Esta pregunta me llega al correo por lo menos una vez por semana. Mucha gente llega a los 40 (o 50 o 60) años y quiere saber si es demasiado tarde para aprender el inglés.

Hay mucha información por ahí que dice que es mucho mejor empezar desde la cuna a hablar un idioma. Por supuesto que los niños tienen ciertas ventajas, pero eso no ayuda nada a una persona que ya tiene su edad y todavía no ha empezado.

Estemos claros: si tienes más de unos 13 años, no vas a hablar un segundo idioma perfectamente. Siempre vas a tener un acento de extranjero y las cosas nunca van a salir tan naturales como en tu primer idioma.

Para una prueba, mira un video que he hecho hablando en español… Llevo casi 10 años hablando todos los días, pero mi acento sigue siendo mi acento… De todos modos, hace años que no tengo ningún problema de entender a la gente ni a comunicarme. 

La buena noticia es que no hace falta hablar perfectamente. Una persona puede aprender a hablar un idioma después de los 40 o 50 o 60, y además, tiene sus propias ventajas.

Las personas mayores normalmente aprenden idiomas porque quieren, no porque están obligadas. La motivación te ayuda bastante. Y los mayores normalmente son más decididos y serios cuando se trata de estudiar.

Además, según me dicen unos amigos que me llevan un par de décadas, uno con la edad pierde algo del sentido del ridículo, que es un obstáculo muy grande para muchos.

Aprender idiomas es complicado a cualquier edad. No se hace en 6 meses y sin esfuerzo, como dicen algunos!

Pero poner al cerebro un reto también ayuda a combatir el Alzheimer y a mantenerte intelectualmente joven durante muchos más años.

Si ya sabes inglés, puedes leer este artículo de una señora americana que se mudó a México con 69 años, sin haber estudiado nada del español.

Trato este tema en profundidad en mi libro 6 Claves Para Aprender Inglés, que es un superventas en Estados Unidos y en España.  Está en Amazon.com … Amazon.es… iBooks de Apple o cómpralo directamente de mí.

Buen aprendizaje!

Daniel.